lunes, 28 de enero de 2008

La confidencialidad

Antes de inaugurar el blog estuve decidiendo cómo iba a solucionar el tema de la confidencialidad, no sólo por el código deontológico de nuestra profesión sino por ética propia.
Aunque trabajo en una región muy grande (imagínense: ¡Alaska!), de la que además no doy pistas y es casi imposible que nadie se viera reconocido, quiero partir de algunas premisas:
En primer lugar , mi intención (también mi obligación) no es desvelar la vida privada de nadie, sino comentar el funcionamiento de unos servicios sociales en unos pueblos de este inmenso país. Cuando me refiera a situaciones en las que los educadores nos encontramos diariamente, lo haré siempre de forma general y para explicar o reflexionar sobre temas que afectan a la profesión. Los comentarios textuales que pueda introducir siempre servirán para ilustrar un tema general, nunca serán comentarios que puedan perjudicar a nadie o que traten sobre la vida privada de alguien. En ese sentido, cuando me refiera a casos concretos serán personajes de ficción, historias inventadas, basadas en mi experiencia, acumulada en más de quince años de profesión.
Suprimiré cualquier artículo ante cualquier duda de que un usuario del servicio se pudiera ver perjudicado por su publicación.
Dicho queda.
Hace mucho frío en Alaska.

4 comentarios:

el encapuchado naranja dijo...

¡Hola Quique!

Es una alegría ver a otro educador unirse a la blogosfera de educadores sociales. Cada vez somos más, como podrás ir viendo a través de EducaBlog.

En cuanto a la confidencialidad, te entiendo perfectamente, y creo que con las medidas que utilizas es suficiente. Yo me asusté mucho también al principio al escribir. De todos modos, teniendo en cuenta que escribes en español, pero que trabajas en Alaska no va a haber ningún problema ;)

Un abrazo,

Jon

P.d: Tienes puesto en los comentarios que solo puedan responder aquellos que tienen cuenta en blogger, yo lo dejaría más abierto. :)

Quique dijo...

Gracias por tu consejo, encapuchado.
Nos vemos.

lucce dijo...

Más vale tarde que nunca... Bienvenido Quique!!

Un buen comienzo lo empezar marcando lo de la confidencialidad, y veo que ya hay buenos fichajes por estos lares dejando comentarios (ese enxcapuchauuuuu)

Nos leemos!!

pepita pulgarcita dijo...

Te devuelvo la visita y te leo con curiosidad, ya te seguiré la pista, la cosa es que tu alaska metafórica y mi albania real como la vida misma tienen muchas cosas en común.
saludos periféricos.