jueves, 1 de mayo de 2008

FREUD, QUE ESTÁS EN LOS CIELOS


Hoy no voy a hablar de mí. Estoy de fiesta, leyendo la prensa, una forma estupenda de pasar el rato. Hablaré de Josef Fritzl, el llamado "monstruo de Amstetten" , que presuntamente abusó de su hija Elisabeth, la encerró en un sótano, tuvo siete hijos con ella y mantuvo todo en secreto durante 24 años.

Es uno de esos casos que crean dudas cuando se leen. ¿24 años en un sótano?. Aunque yo, desde que leí Felices como asesinos, de Gordon Burn, que narra el asesinato de las ocho mujeres enterradas en la casa de los West, estoy dispuesto a suspender mi incredulidad el tiempo que haga falta.
Ya veremos como acaba todo. Todavía no es tiempo de la verdad, pero sí es tiempo de los "expertos" a los que la Verdad, la verdad, no les hace falta para nada.
Título del reportaje de ayer en El País digital: "Un país sentado en el diván". Subtítulo: "Austria se pregunta por qué se suceden tantos cautiverios de larga duración". Yo no sé si se lo pregunta Austria (siempre he dudado de los pueblos que amanecen consternados) o se lo pregunta J.Gómez, que firma el reportaje. Pero sospecho que la pregunta era retórica. Por supuesto: Austria, diván, sótano, hijos, violación, venga, venga, venga ¡Bingo!: Sigmund Freud.
En efecto, hace un par de días que se ha descubierto al monstruo, pero los expertos son expertos en apresurarse y por el reportaje figuran estas lindeces analíticas: Max Friedrich, psiquiatra infantil, dice que Sigmund Freud desarrolló con su hija la teoría de la represión, que muestra cómo los individuos son capaces de no ver lo que no quieren, "que esta teoría venga de un austriaco no es ninguna casualidad: somos expertos".
Sí, sí. Otros "expertos" le echan a Friedrich una mano: "Lo típico austriaco es el asunto de la autoridad, que viene de la época del imperio" comenta Leonardo Shey, psicoanalista austro-argentino, que ejerce en Viena. Con esa combinación letal no podía esperarse otra cosa. Eso lo digo yo. Pero Leonardo no para, sigue, sigue: "lo que acaba de ocurrir en Amstetten es una oportunidad para repensar las cosas en Austria...".
El corolario de todo el reportaje han sido las declaraciones del canciller austriaco Alfred Gusenbauer que ha afirmado que el Gobierno de su país "planea iniciar una campaña de imagen para recuperar su reputación en el extranjero".
En fin, todo un ejemplo de hasta donde llevan las prisas y el afán de notoriedad cuando se trata de poner etiquetas a algun caso, que me ha recordado mucho a algunos profesionales kamikaze que hacen diagnósticos y elaboran ideas peregrinas en menos que canta un gallo.

No sé como se irá desarrollando la historia de Josef Fritzl, pero, de momento, todo un País está purgando sus penas.

5 comentarios:

Miguel dijo...

Y seguirán saliendo. Dentro de un par de años saldrá otro caso, es decir que ahora hay gente encerrada en algún sótano.

Yo no sé si Freud o cualquier otro puede llegar a explicar estos fenómenos.

Saludos!

Asier dijo...

Dos cosas:

1- La prensa siempre tira pa los costados, si a eso le sumas morbo y mucho ruido....mejor que mejor. Los expertos siempre lo son de algo, aunque no haya habido experiencias de ese algo.

2- Al "dios" Freud le saldrían sarpullidos de vivir hoy en día. Patino en vida y acerto en las mas de sus teorias, pero la sociedad siempre se esta reiventando a cada segundo: consumimos una, y aparece otra...Me viene a la mente, más con este caso el "Emilio" Rousseauniano que otra cosa. Somos salvajes en origen y ni la sociedad nos sociabiliza en estas atroces situaciones.

Saludos Quique (con lo bien que se estaría en Galicia en este puente)

CRISTINA dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que lo de meter a toda Austria en el mismo saco es una locura, nunca mejor dicho, lo de locura...

Por lo demás, tengo mil preguntas. Me pregunto ¿hasta dónde llegaría el síndrome este famoso de Estocolmo? ¿llegaría a estar "bien" la hija tantos años en esa situación? ¿estaría tan mal como para estar bien? ¿no pudo hacer nada y más con la ayuda de sus otros hijos encerrados¿ ¿no pudieron hacerle algo al raptor, entre todos, algo, aunque fuese con violencia, que le obligara a soltarlos? ¿nadie oyó nunca nada ni sospechó? ¿la mujer no sabía nada? ¿qué pasa con las denuncias por violación que ya tenía este hombre? ¿ante la desaparición de una menor, la policía no sigue y sigue investigando? ¿nunca nadie necesitó ayuda médica antes...y más con siete partos?
No entiendo nada.
Pero en el fondo sé que lo que pasa es que busco algo. Algo que me permita ver que no, que de ninguna manera una sóla persona es capaz de causar tanta tragedia. Es como si quisiera mi mente encontrar algo para ver que hay muchos implicados y que por ser muchos consiguen que el terrible daño se haga.
No sé. Me impactó la noticia. Y me aterra la idea de que un sólo hombre pueda, durante tanto tiempo, hacer algo así. Se escapa a toda lógica.
De todos modos, da igual quién, quienes, cómo...el hecho es que la tragedia ha sucedido y que hay víctimas, supongo que para siempre.

Info-Social dijo...

Creo que me mantengo al margen de opinar sobre éste tema!
Realmente, éstos días són un poco irreales.
Antes de ayer, vi un reportage (bueno un trozo porque no tube el valor de terminarlo) sobre psicopatas asesinos en serie.

Un tio que (a parte que lo medio justificaban por su pasado y por tener media familia loca) le gustaba matar, le excitabva matar y ver sangre...

Otro que en menos de nose que tiempo podia llegar a sentir la necesidad de cargarse a alguien...

vamos, que cerrar la tele fué lo mejor (o no) porque me empezé a emparanoiar... madre mia, es que encima estos tíos entraban a las casa (en California) como quien respira...

bueno... és que hay cosas irreales, que ahora no estoy para pensar, ojalá fuera todo un sueño, todo mentira...

Yo, como integradora social, realmente nose porque me gusta, porque me quiero dedicar a ésto, porque me gustan tanto las personas si después...
estoy hecha un lio, se nota?... és lo que tiene ver que tendré que trabajar con gente que se le va la olla, con todo mi respeto... y que cuesta... y que... bueno... que tu blog lo deja ver todo y mas.

GRACIAS porque en el fondo me está ayudando a centrarme un poco y no perder los nervios en momentos así!!!


Un beso, quique...
Hasta muy prontito.


Tina.

Más o menos dijo...

Creo que todos tenemos tendencias psicopáticas (vale, vale, unos más que otros) y que diversas circunstancias sociales nos incitan a desarrollarlas o a reprimirlas