viernes, 9 de abril de 2010

UNA PELI, UN LIBRO, UN TIEMPO



La peli. La magnífica An Education (muy recomendable en V.O.). Entre otras muchas cosas, explica de qué trata vivir. Y explica de qué  trata la juventud y la educación. La joven Jenny comprende al final de la peli que  algunos consejos de sus serias, aburridas y adultas profesoras eran buenos. Pero hay algo que saben sus profesoras, que también sabe el espectador y que desactiva la moraleja:  Jenny sólo puede llegar a esa conclusión después de haber vivido su excitante aventura juvenil. La juventud como aprendizaje, a menudo peligroso, en el que el rol del adulto es, más que nunca, estar ahí.

El libro. Se trata de El atizador de Wittgenstein, que ayer mismo acabé de leer. El 25 de octubre de 1946, en Cambridge, en una pequeña sala y ante un reducido y selecto grupo, en el que se encuentra nada menos que Bertrand Russell, Karl Popper se enfrenta a su rival, Ludwig Wittgenstein, acerca de la naturaleza fundamental de la filosofía.  En un momento de la discusión, el nervioso Wittgenstein, más nervioso que nunca, agarra el atizador de la chimenea al rojo vivo. 
Los periodistas David J. Edmonds y John A. Eidinow se interrogan sobre lo que pasó ese día:  ¿Wittgenstein amenazó con el atizador a Popper?, ¿alguien ganó ese encuentro?. En un trabajo de investigación que se lee como una novela policiaca, Edmonds y Eidinow nos llevan  de la mano hasta este encuentro entre dos genios de personalidades arrolladoras, con el nacimiento y la caida del nazismo como escenario. 
El libro narra una manera de debatir irrepetible. No sólo porque el encuentro tuviera lugar en el epílogo de una lucha desesperada por conservar la democracia en Europa, después del nazismo y justo antes de que la amenaza del totalitarismo comunista tomara forma. Eso explicaba , como dicen los autores, que "en los asuntos importantes no era suficiente con tener razón, el ardor puesto en ello era vital".
También porque esa forma de discusión intelectual a muerte es hoy en día muy dificil. El relativismo, la tolerancia y el respeto a todas las ideas y a todas las culturas, paradigma de lo políticamente correcto, asfixian cualquier debate. A menudo se invierte el valor de aquella máxima que decía: discutamos ferozmente las ideas, para preservar al hombre que hay detrás de ellas. Hoy una crítica  de las ideas, y ya no digamos una crítica a los lugares  (la región, el pueblo, el país, la nación) o a las costumbres del grupo te puede costar la integridad física de la mano de integristas de cualquier tipo (en  su versión moderna y, ¿edulcorada?, esos grupos de facebook que sirven para que el grupo censure y amenace a las personas que no piensan como ellos).
 Hasta en los terrenos mucho menos pantanosos de la educación social una frase ha hecho fortuna entre profesionales: "¿no estarás intentando convencerme?".
Exactamente lo que Popper  y Wittgenstein pretendían.  

9 comentarios:

lucce dijo...

La peli tengo ganas de verla, fundamentalmente por el trasfondo musical de la misma (lo que sea hacía en UK en la época pre-Beatle), porque el guinista es uno de mis escritores favoritos (Nick Hornby) y por la temática que ya has comentado.

El libro tiene muy buena pinta. Me lo apunto.

Y que sepas que si he acudido raudo y veloz a leer esta entrada tuya es porque pensaba que ya teníamos libro y peli de ES en Alaska, jejeje.

Un abrazo, Sera!!

Manuela dijo...

de la peli no tengo más que elogios, ya lo sabes, el libro me lo apunto...

Quique dijo...

Hola Lucce. Lo del libro está al caer jajaj.
Hola Manuela. El libro vale la pena.

oculta dijo...

....sé q no és el sitio, xo es q ya tengo entradas xa ES en Alaska en BCN!!....

Manuela dijo...

oculta, yo reservé tres y finalmente solo seremos dos, cómo podría hacerte para pasarte una? iba a llamar para decirles que me cancelaran una, pero si pudiera te la pasaba a ti directamente, claro que no sé cómo, si me das tu nombre si quieres les digo que esa que yo cancelo la pongan a tu nombre, miraré si dejas contestación...

Manuela dijo...

felicidades Sera, he visto que habéis prorrogado al 7 de mayo también, genial!!!

Quique dijo...

Hola Oculta. Nos vemos el jueves.
Gracias Manuela! La verdad es que estamos muy contentos

Asier dijo...

Brutal. Como me he reido con esta entrada. Por un momento me parecia haber estado en medio de pelea entre Wittgenstein y Popper. Que coño, claro que estuvimos (e incluyo a Lucce).
Corria el año 99. Ultimo de carrera. Clase de Antropologia con el inigualable Txema Hornilla. En esto que entra una profesora, con clara intencion de "robarnos" el aula y dejarnos sin aquellas historietas de matriarcados tribales y sociedades utopicas...cuando , en un tono desafiante le espeta nuestro maestro: "Siento decirla que no vamos a abandonar esta aula. La tenia reservada y es la segunda vez que nos cambian de sitio. De otra manera, para lucharla tendra que batirse en duelo conmigo".

Wittgenstein, que recuerdos. "Tratatus Philosophycus". Es brutal. Decia Jodorovsky de él, que cuando termino de leerlo y entenderlo, en al final del libro concluia: "Despues de esto, todo lo anterior es falso".

Un abrazo Sera y suerte en BCN. Haremos el seguimiento de la primera representacion.

Quique dijo...

Gracias Asier,
Por cierto, esa historia la deberias poner en un post.
Un abrazo