miércoles, 21 de julio de 2010

CUADERNO DE VERANO (4)










Conducíamos con las ventanas abiertas, Guns N' Roses a todo trapo, en busca de un par de cervezas frías. Los codos en la ventanilla, como hacen los macarras. Eran casi las dos de la madrugada y era fácil sentirse los reyes del mundo y del mambo. Sólo que no era la Ruta 66, sino la nacional que va de Tortosa a Benicarló.
Apenas una hora antes recorríamos, cargados de atrezzo y sudorosos, los interminables pasillos de un enorme seminario.

Hoy, por la mañana, tumbado todavía en la cama, vuelvo a intentarlo con Gomorra, de Roberto Saviano, porque Rafa insiste en que me gustará. En el primer embiste que le metí hace meses no pude con él. A ver ahora. Me gustaría que me gustara. Porque Saviano me cae bien, y por el tema, la mafia, que me apasionó hace unos años. Fue cuando leía uno de los mejores libros que he leído nunca, Medianoche en Sicilia, de Peter Robb y escribía mi segunda obra de teatro, El candidato , que iba de política y de mafia.

Me pregunta mi amiga Manuela que cómo resisto no leer novelas. No lo sé, pero creo que la cosa tiene que ver con el libro de Robb. He disfrutado como un niño con Cortazar, Auster, Bukowski, o Dostoyevski y supongo que un día u otro volveré a ellos. Pero leer a Robb, o al mismísimo juez Falcone, casi anunciando su propia muerte en Cosas de la Cosa Nostra, y luego conducir hasta Palermo, sabiendo que allí mismo lo mataron con mil kilos de explosivos, resulta una experiencia estremecedora que la ficción de momento no puede darme. Yo me lo pierdo, supongo.
Pero estaba en la cama tumbado, leyendo a Saviano. Se me pasa el tiempo volando y tengo que bajar al mercadona a comprar los avíos para la comida. ¿No adivinan qué toca hoy? Hoy toca espagueti, naturalmente. A la carbonara, pero a mi estilo, con huevo, calabacín, pimiento rojo, zanahoria, beicon y mucho, muchísimo ajo.
Pintura: Renato Guttuso

3 comentarios:

Manuela dijo...

confieso que también tengo pendiente a Saviano, pero creo que de momento se quedará de ese modo, ni siquiera conseguí ver la peli no sé porqué circunstancias, así que... pienso a veces en Saviano, ha dejado todo para conseguir su empeño, se quedó sin amigos y sin novia, quién no abandona a alguien perseguido por la mafia tan seriamente? y me pregunté a mi misma que haría yo si esa amiga maravillosa en la que estoy pensando fuera amenazada por la mafia como Saviano y yo tuviera que tomar partido... uff... y dejé de pensarlo inmediatamente... un abrazo

Dolo dijo...

No os hago más caso en autores, que el último que os escuché me ha costado 1 més y medio o más… acabarlo, Despietat,……. La fi del mon del Haruki Murakami, para gustos los colores. Coincido en que el autor que me ocupa es italiano y de Sicilia, Andrea Camilleri, en versión original que me encanta leer en italiano. Lo de antes era broma, cuando no se que leer por que ya he agotado los títulos de los autores o autoras que me gustan, me fijo en recomendaciones que hacen otros en diarios o en conversaciones con las amigas. Una pena que tengo es no haber conseguido transmitir el amor a la lectura al resto de mi familia, yo el mío lo descubrí con las novelas de Corin Tellado de mis hermanas y las novelas de Marcial Lafuente de mis hermanos, me encanta leer y en épocas un tanto exigentes necesito la buena literatura. La lectura para mí como el agua.
Un saludo y deseo que paséis unas buenas vacaciones.

Quique dijo...

HOla Dolo, en lo de Marcial Lafuente coincido con tus hermanos.
Un saludo