lunes, 23 de agosto de 2010

ME GUSTA. (UN DÍA 2.0 CUALQUIERA). Cuaderno de verano (12)

Alaska, 20 de agosto de 2010,

Ojeo mi twitter y el de la factoría. Escribo alguna cosa, actualizo y retwitteo algunos tweets. Lo hago desde mi móvil Huawei Ivy, una forma barata de tener un smartphone
Una lectura vertical y rápida de twitter, obviando las twitonterias, aunque no siempre quiero, es una buena manera de ponerse al día.   

Ya en el portatil, me pongo con mi facebook. Facebook es la versión espectáculo de twitter. Ofrece demasiadas distracciones. Empieza a ser como la tele, no sé si me explico. Con mucho tertuliano sabelotodo y mucho aforista paulocoheliano. Pero, como la tele, también ofrece cosas interesantes. Entre ellas el de poder contactar y compartir saberes con la gente. Es cuestión de dosificar y no dejarse llevar por la marea de  actualizaciones. Y, al menos en mi caso, de ser disciplinado, tener un horario, y no estar todo el día pendiente de él. 
 Cuando no estoy escribiendo en mis blogs, o actualizándolos (ayer me volví loco intentando poner el botón de me gusta), suelo ojear El País, pero en muchos casos no paso de los titulares. Para leerlo a fondo prefiero todavía el papel (ya sé, ya sé, reminiscencias de animal prehistórico).
Leer blogs que me interesan me puede llevar una hora diaria, más o menos. Repaso edusosfera , donde también tengo agregado mi blog, para ver qué escriben los educadores. Soy habitual de algunos blogs, como educablog, manuela's secret, arcadi espada, obamaworld , revolución naturalista, y reflexiones de un psi.evolutivo.  También voy leyendo todo los post interesantes que descubro en  links o  en twitter.
Ultimamente también dedico algo de tiempo a actualizar el facebook, twitter y blog del ceesc, aunque este es un trabajo en equipo.
Leo y contesto emails en bukortazar33@yahoo.es, pero cada vez le dedico menos tiempo, comparado con lo demás. Apenas consulto webs . Tengo abiertas otras cuentas, en tuenti, myspace, linkedin, skipe, pero las miro tan poco que es como si no las tuviera. Apenas miro youtube , no tengo iPod, y ultimamente he preferido un mini portatil, para trabajar en el tren o cuando viajo, al iPad. Pero sólo porque prefiero resistir la tentación y comprobar si realmente lo necesito, antes de gastarme una pasta.
  
Algunas conclusiones, así, a bote pronto, de mi vida 2.0: 
Apenas veo la tele.
Leo más que nunca.
Cuando leo un libro en papel, aprecio, más que nunca también, la lectura tranquila, reposada,  en horizontal. Ya me entienden.
Lo mismo cuando escribo en word, sin estar conectado a Internet. 
Si controlo lo que yo llamo "tiempo virtual basura", la comunicación y el placer intelectual y lúdico que recibo del 2.0 me compensa. Sino, no.
La vida virtual complementa magníficamente a la otra (la de la conversación cara a cara, la contemplación, el teatro, la cerveza en una terraza, el etcétera físico). Casi casi diría que intensifica su placer (¿será por contraste?).
La vida 2.0 y la otra  son la misma en realidad, pero tienen sus peculiaridades. Diciéndolo a lo cursi, es como si fueran  estilos de vida diferentes, pero perfectamente compatibles. 
La sensación de que, en  educación social, la vida 2.0   está aún por llegar.


Ilustración: Good
________________________
Entrevista a la Factoría en El Mundo (Valladolid)

1 comentario:

tatiana dijo...

Hola que tal¡

Permiteme presentarme soy tania administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.

Si estas de acuerdo no dudes en escribirme

Exitos con tu página.
tatuschang@hotmail.com
Un beso