miércoles, 27 de octubre de 2010

ENTREVISTAR A ALGUIEN (3) El CIGARRO

Entrevistar no es exactamente lo mismo que interrogar. Aunque a veces sí que lo sea. Conozco a educadores que cuando se ponen dan miedo. A veces, incluso, he oído a profesionales que se han puesto de acuerdo en en que uno haga de "poli bueno" y el otro de "poli malo" en la entrevista. No me negarán que nuestro oficio se alimenta a veces del cine. Mientras uno reparte hostias al entrevistado, el otro le ofrece un cigarro: canta chaval, que este tío te va a matar.
Además, como ahora, por necesidades imperiosas, hay una regresión hacia lo asistencial (no seré yo el que reniegue de lo asistencial ni le ponga eufemismos que lo maquillen), y como, además, la administración no tiene ni  un duro, pues hay cierta presión  para que descubramos el fraude en algunos usuarios que piden ayudas. Nadie sabe nunca sí hay mucho fraude o no lo hay, pero es  duro que alguien te mire tu informe social y te diga, con cara de perdonavidas: te la han vuelto a meter doblada, nen.
 En nuestro departamento de I+D estamos ideando una silla de la verdad, para hacer algunas entrevistas. Sencillita. Cuando el usuario diga: "en mi casa no tengo  televisión de plasma", o "no me he tomado una cerveza en el bar en los últimos diez días", por decir algo,  y la máquina determine, con voz cavernosa: "ESO ES........MENTIRA" (sí, sí, la máquina está tan bien parida que tendrá sus segunditos de suspense, como en la tele) , cuando la máquina determine que el usuario está mintiendo, digo, le soltará una descarga del copón, de  tropecientosmilvoltios, o así,  que lo dejará frito y sin ganas de volver a engañarnos.
A mí la maquinita me irá de muerte, porqué, verán, yo es que cuando estudié nadie me preparó para descubrir según qué cosas. ¡Que va!, mucha pedagogía, mucha empatía, que si el Freire y el Pestalozzi, pero, joder, de retorcerle el brazo a alguien hasta que cante la Marsellesa, nada de nada. Y ya hubiera molado, ya. Pero es que en la universidad te engañan. No te preparan para  lo que te viene. Por eso se me da fatal. Que está bien que si hay fraude  se descubra ¿eh?. Otra cosa es que yo sea capaz de hacerlo, que soy tan ingenuo que me creo todo lo que me dice el entrevistado. Y si me traen papeles, nóminas o declaraciones de renta ,  pues entonces ya caigo rendido a sus pies. Incapaz de ir más allá, me lo trago todo. Me engañan , fijo. Como sabueso soy un perfecto inútil.
En fin, a ver si me viene alguien de prácticas y le pongo con el botón de las descargas, que a mí me da no sé qué. Según el experimento de   Milgram, seguro que cumple las órdenes de una autoridad deontológica y epistemológica como yo.
 Y si no, lo suspendo, tú, por escrupuloso.

____________________________________________
ALASKA EN GIRONA





5 comentarios:

lucce dijo...

Grande, Sera!! Echaba de menos este tono tuyo!!

Anónimo dijo...

jajjaaj. Genial!!

Elena

Manuela dijo...

muy bueno, yo sólo he hecho entrevistas hace años para Amnistía, y la verdad que me la metían doblada, estoy segura, nos vino un tipo que había sido víctima del Ayatolah Jomeini y su régimen en el 79, y nos enseñó las señales de las torturas, a la otra universitaria y a mí casi se nos cae el alma a los pies, y luego resultó que el tipo había sido torturador para el régimen del Sha... debe ser muy difícil cualquiera de los dos papeles, si haces de buena persona parece que siempre te la cuelan, y si haces de 'poli malo' y desconfías de todo y de todos te conviertes en un energúmeno hasta para ti mismo, así que lo mejor será delegar las culpas a la maquinita ésa...

Dolo dijo...

Que mania se tiene en los servicios sociales de leer entre lineas, de ver lo más maquiavelico del ser humano. A mi, en mi día, tambien me las colaron, pero sabes que....siempre pensé en el lado más humano, y a quien enganaban realmente a mi, a la administración, a sí mismos. Bueno siempre me tacharon de credula, pero sabes yo decia en voz alta ¨A MUCHA HONRA....¨

Saludos
Dolo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hay algunos que no paran de interrogar hasta cuando te piden la hora...