jueves, 10 de octubre de 2013

EL ÚLTIMO POST ANTES DE MORIR

Alaska, 10 de octubre de 2013,

Los amigos de Dando Vueltas, un espacio sobre resiliencia y buentrato, me pidieron hace días este post. Corto y pego tal cual lo publicaron ellos. Gracias amigos, una gran idea.
Pero, ¡antes!, quería recordaros que el sábado 12 de octubre, a las 21h, Los Sánchez volvemos con la obra de teatro: De Cartones y hombres, en la sala Almazen. Una obra sin palabras, en clave de comedia, sobre algunas de las miserias de esta crisis. No se la pierdan. 
Nos vemos la semana que viene, con un post semanal que saldrá siempre los jueves. O eso dicen. 



Esta nueva locura se gestó en la cabeza de Javier Romeu que tras el post de "a dónde irán los besos que no damos?" nos propuso esta idea fundamentada en dos experiencias muy singulares. Una de ellas es John Brockman autor del libro "Este libro le hará más inteligente". Dicho autor propone a los pensadores más influyentes del mundo una pregunta: "¿Qué concepto científico nos ayudaría a mejorar nuestras capacidades cognitivas…? " El resultado es un documento magnífico en el que filósofos, psicólogos, sociólogos, economistas... aportan su reflexiones más revolucionarias. La segunda es Randy Pausch autor del libro: "la última lección antes de morir" profesor de informática al que le detectan un cáncer terminal y decide dar una última lección a sus alumnos en la que recoja no sólo aquellos conceptos teóricos y científicos sino también personales que permitan a éstos aprovechar la vida al máximo, disfrutando de los momentos más enriquecedores y con una actitud positiva ante la adversidad. 

Así pues le dijimos que sí. Encajaba como anillo al dedo y rápidamente nos vinieron a la cabeza varios profesionales que podían encajar en esta idea. Personas a los que admiramos y seguimos y de los que día a día nos nutrimos con sus aportaciones y reflexiones. de esta manera nace "El último post antes de morir: " con la idea, no de acelerar la visita de la dama negra a los colaboradores, sino con la de "exprimir" al máximo su esencia a nivel profesional y personal en relación a su ámbito de intervención/investigación. Así pues la pregunta es:

¿Qué concepto científico o corriente de pensamiento nos podría ayudar a mejorar nuestras capacidades como educadores, padres, acogedores, .....? 
y...
¿Qué actitudes crees que deberíamos cultivar como personas/profesionales?


Contar con Sera Sánchez en el blog es como que venga a tu casa aquel profesor de la Uni que te encantaba, que tenía algo diferente, al que nunca olvidarás. Le conocí en la red hace ni se sabe y por fin el año pasado nos pudimos dar un abrazo en 3D en Bilbo. Profesor de la Universidad Oberta de Cataluña, dramaturgo, pensador, mediador familiar, provocador, .. pero hoy nos visita en calidad de Educador Social. Para los que somos edusos su blog "Educador social en Alaska" es una referencia (en breve habrá una versión en papel). Allí innovó, creó, acompasó, removió (e infinidad de verbos más) la educación social desde el soporte 2.0. Hoy es el día Mundial de la educación social y qué mejor manera que celebrarlo con un referente imprescindible. Con ustedes la última tutoría de Sera Sánchez:

Querido R,

Este es la última carta que te envío. Mi médico me concede unos meses más de vida. Quién sabe, quizás lo haga para que siga pagándole. Voy a hablarte brevemente de tres temas - ciencia, humanidades y tecnología- que han ocupado nuestros últimos correos. Sintetizar, en mi estado, es una obligación.

La ciencia. He acabado de leer estos días, "Los Ángeles que llevamos dentro", lo último del psicólogo experimental y evolutivo Steven Pinker. No estaba seguro de que llegaría al final de sus 800 páginas. Si el cabrón de Pinker pensara en los moribundos como yo, no escribiría los tochos que escribe. A pesar de ello es un gran libro. Demuestra, a contracorriente, que vivimos en la época menos violenta de la humanidad. A pesar de los agoreros.
Pero yo quiero hablarte de otra de sus obras: "La tabla rasa"Todos los educadores deberían leer esta obra. Cualquier profesional que se dedique a lo humano y a tratar con personas debería tener interés en conocer la naturaleza humana. Pinker demuestra algo que parece muy obvio, pero que debería remover muchos cimientos de las prácticas y teorías sociales: un recién nacido no es una hoja en blanco. Heredamos una genética y nos comportamos con patrones evolutivos. La educación no lo puede todo ni lo explica todo, aunque a veces haga como que sí. 

Como sabes, en nuestro campo el modelo sistémico ha sido el gran triunfador de los últimos años en trabajo y educación social. Antes hubo otros. El modelo sistémico es útil, pero creo que tiene el problema de la mayoría de modelos que se utilizan en lo social. Suelen funcionar como compartimentos estancos. Sus discursos rara vez introducen los últimos avances científicos en neurobiología o genética. ¿Por qué? ¿Quizás por qué se pondría en entredicho alguno de sus principios? ¿Y qué? La ciencia asume esto sin ningún problema, pero el inmovilismo de los modelos sociales es, a menudo, granítico.

Un modelo útil, en mi opinión, es aquel que aproveche lo máximo que se sabe en ese momento sobre la naturaleza humana y se reconstruya en consecuencia. Un producto del diálogo entre ciencia y humanidades. John Brockmaninventó un término para eso: "Tercera Cultura". Es el futuro. Espero que tú sí que llegues a verlo.

Las humanidades. Ya sabes que el gran Cristopher Hitchens murió. Se me adelantó un par de años. Al final, cuando uno hace acopio de ideas, lo que le salen son nombres. Escritores que te acompañan y que te señalan el camino. Hitchens es uno de ellos. Hace un tiempo recomendé dos libros suyos a mis alumnos.: "Cartas a un joven disidente" y "Hitch22". Leerle es aprender a estar en el mundo.

En un momento en que el pensamiento único se impone, incluso en nuestro oficio, donde lo políticamente correcto coarta casi todo lo que decimos o escribimos, Hitchens es muy necesario. Su máxima de que no hay que dejar de pensar libremente, aunque tu pensamiento coincida con el de compañeros indeseables de viaje, o no coincida con nadie,es una de las defensas de la libertad de expresión más enorme que he leído nunca. Mucho más en España, donde siempre hay alguien dispuesto a etiquetarte, por tus ideas, como de izquierdas o de derechas, o conservador o progresista, o facha o rojo. Un guerracivilismo absurdo que corrompe cualquier debate.

Hoy mismo, en La Vanguardia, un columnista decía que prohibir el velo en espacios públicos era algo de “derechas”. Y hace unos días le oí decir a otro que defender el laicismo en lo público, aún perjudicando cierto multiculturalismo, es conservador. Naturalmente esto no tendría importancia si el periodista no utilizara los conceptos “derecha” o “conservador” como algo negativo. Solo se puede rebatir lo políticamente correcto con arrojo intelectual.

La lectura de Hitchens, en estos tiempos corruptos, también es una enseñanza ética. Las sociedades menos corruptas son aquellas en las que los ciudadanos no miran para otro lado cuando alguien se enriquece ilícitamente. Hitch nunca lo hacía.


La tecnología. Ya sabes que en los últimos tiempos he sido un gran defensor de las TIC y las redes sociales. Es la tercera pata de este post. Tienen toda la pinta de que han llegado para quedarse aunque ningún gurú pueda asegurarlo del todo. Ya he dicho por activa y por pasiva que las redes sociales y las TIC son una oportunidad para la educación social. Son el presente. Aunque siguen sin ser nada sin innovación, creatividad y, sobre todo, esfuerzo. En las TIC, como en tantas otras cosas, lo nuevo, a veces, tapa lo importante.

Me voy yendo. Son tiempos difíciles, querido amigo. Para mí, como puedes comprender, más que para nadie. El Estado de Bienestar, ese tan exiguo que tuvimos, se cuestiona. Otros cuestionan, a veces más por reacción que por convicción, el mercado libre. Pero no hay Estado del Bienestar sin mercado. Creo que el discurso educativo también va a jugar en ese difícil campo. La educación social tiene que moverse, creo yo, en ese frágil equilibrio: la lucha incesante por la justicia social, y la potenciación de las iniciativas ciudadanas privadas. Que lo público no ahogue a lo privado y viceversa. Complicado, sí, pero hablamos de tus tiempos, no de los míos.
Un abrazo.

1 comentario:

Manuela dijo...

mucha suerte este sábado! tuya incondicional