viernes, 10 de marzo de 2017

TOCATICO-TOCATÀ. CARLES SANTOS PARA BEBÉS



Alaska, 11 de marzo de 2017

Este vídeo de arriba es el trailer de la obra Tocatico-Tocatà. Y ahora yo  debería callarme y decirles que vean y disfruten estos fragmentos de la obra. Porque ante el chorro de imágenes, de actuación y de música que es este Tocatico más vale callarse y disfrutar como un enano. Pero mi querídisimo hermano me pide un post y yo lo único que puedo decir es lo mismo que le dije en persona y más tarde por whatsapp, el día del estreno en Benicàssim: ¡¡¡Brutal!!! En el escenario tres marineros chiflados, en un barcopiano: la obra huele a mar, a aventura y a felicidad. El universo Carles Santos ofrecido a unos niños que desde que ven a los tres marineros se quedan con la boca abierta y solo la cierran para ir exclamando ¡ohhh!, ¡ua! Y no digamos de los padres, que pensaban que solo iban a acompañar a sus hijos y acaban tan boquiabiertos como ellos. Felicidades Anna, mágica y precisa en su sala de máquinas; Juanjo, en su traje de marineropez, sublime al piano, y Rafa, el capitán Tantán desbordando energía y llevando la nave a buen puerto. Esplendidos también el vestuario diseñado por Chass Llach y  la iluminación de Luís Crespo.
La prueba de que el nuevo invento de Factoría Los Sánchez & Imaginary Landscape lo ha vuelto a conseguir es mi sobrino Darío, de once años, que está a mi lado. ¿Te ha gustado la obra, Darío?, ¿Que si me ha gustado? ¡ Me ha encantao!

PD: En el 76 tenía yo los mismos años que mi sobrino y vi la Odisea en la tele. Todavía recuerdo aquellos actores en blanco y negro que recreaban la epopeya homérica con cuatro cachivaches. Luego de mayor supe que había sido cosa de Els Joglars. Solo unos tan grandes como ellos podían haber explicado un clásico a los niños de aquella manera tan imperecedera. Estoy seguro de que muchos chavales que estuvieron en Benicàssim recordaran como un instante de felicidad su primer contacto con la música de Carles Santos gracias a tres gamberros que convierten todo lo que tocan en belleza. ¡Tocatico-Tocatà!