miércoles, 26 de marzo de 2008

LA VIDA SIGUE

Los problemas también se toman vacaciones y con ellos las personas que los arrastran. Que no, que no me he vuelto turuleta, que esto que digo es casi una constatación empírica. Mucha gente, entre ellos los usuarios más recaltrizantes de este humilde servidor, se toman un respiro cuando hay unos días de fiesta. Y yo que pensaba que las depresiones, las desintoxicaciones, los desahucios, las peleas, los problemas con mi niño y los quehaydelomio no daban tregua y resulta que sí. A la que vienen unos días de asueto los “esto mio es muy urgente” (cantinela también de no pocos profesionales) desaparecen.
Es como cuando uno regresa de unas vacaciones o de una baja o de lo que sea y comprueba, entre reconfortado, y un pelín decepcionado, pa que nos vamos a engañar, que todo sigue igual y que no es ni la mitad de imprescindible de lo que se temía.
Y digo yo, con mi filosofía de tocador, que estos días van bien para situar las urgencias en su justa medida. Porque lo urgente no suele coincidir con lo importante.


Vestuarios:
Los amigos de Educablog plantean algunas cuestiones interesantes respecto a temas de apariencia de los que nos dedicamos a este (mal)negocio. Cómo vestimos, cómo pensamos, si podemos generalizar, etc. A mí, desde luego, que cada uno vista y piense lo que le dé la gana, teniendo en cuenta, eso sí, que si está de cara al público, pues no es cuestión de ponerse el chándal de los domingos o venir en pantuflas a trabajar. A Teresiña, por ejemplo, le digo que no se ponga esos tangas, que haga el favor, que luego los padres sólo piden hora para ella y a mí que me den.
Mi única norma de vestuario es cambiarme de gallumbos cada día y ponerme un desodorante que no me abandone demasiado. Por lo demás, suelo ir arreglao pero informal.
La verdad, mi principal problema para ir de pijo, hippie, punky o lo que sea no es ideológico, para que nos vamos a engañar. No es que me plantee si pudiera venir o no en un Mercedes a trabajar (anda que no iba yo a flipar por Alaska en un deportivo), el problema es que con esta birria de sueldos que cobramos no hay manera de pagarse ni un Lacoste de pega en los chinos.

11 comentarios:

Psikoloca dijo...

Hola! ya estas por aquí otra vez, que bien, ahora a seguir leyendo tus interesantísimos post.

Saludos

y un feliz regreso al trabajo!!!!

Quique dijo...

saludos y gracias!

Don't worry, be happy dijo...

Por lo que veo en todas partes cuecen habas. Yo creía que eso sólo les pasaba a los médicos de mi pueblo.

Vas al centro médico un viernes por la tarde y no ves a casi nadie esperando a que le visiten. Te presentas un lunes por la tarde y está todo el mundo aquejado de algo. Una de dos, o es que hacen un lapsus para disfrutar del fin de semana o es que los días de fiesta no son tan sanos como parecen, jaja!

En cuanto al vestuario... ir aseado es lo principal. Luego se cuelga uno algo que le siente bien y ya está. Las modas para los pijos que no saben vestirse y necesitan que los guíen, animalicos.

Muchas gracias por tu comentario y pásate siempre que quieras. Yo también lo haré. ;)

Un saludo!

..."""silvanna"""... dijo...

tendras que empezar a plantearte ponerte un tanga tu también... jajaja

Eloi BLQ dijo...

y a hacerte tu propia ropa ;-)

Ginebra dijo...

Los descansos y las vacaciones son así en todos los sectores. En el mío también (y mira que es difícil).
Lo de la imagen... sentido común y listo (por ejemplo el menda de la foto no tiene ni sentido común ni gusto ni nada porque con el color de piel que tiene ese maillot le sienta fatal, con ese color da una sensación de apagado que echa patrás).

Isaac dijo...

¡Que bueno!,la única regla es cambiarse los gallumbos,jaja.


Saludos!

Asier dijo...

Se puede vestir informal e ir bien vestido.Lo de ir aseado, debería recogerse en la Constitucion.

No, ahora en serio. Partiendo de la base de que , como bien apunta Quique, que cada uno vista como estime y guste..creo que la reflexion o disyuntiva, va mas sobre el aspecto personal, el reflejo de uno/a mismo hacía afuera como parte de su interior. ¿¿ Me explico ?? Sin que llegue a parecer alienador, es como el proceso de aprendizaje que iniciamos con nuestros pequeños/as, hacía su vida adulta: " Si esta bien amueblado, con habitos de higiene, ordenado mentalmente, etc, etc...se refleja tambien en su fachada (vestir, actuar, interaccionar...) ". Y al reves: "Si hemos desatendido esas funciones, de mayor..".

Me he liado un poco, pero me lo perdonareis, verdad ?


Un saludo gente.

Quique dijo...

Un saludo a todos y todas.
Coincido contigo Asier en que la imagen personal es muy importante. Es cierto. De hecho es lo que quería decir: que los educadores comenzemos a vestir como nos de la gana, que exista diversidad, que nadie tenga prejuicios establecidos sobre como tendría que vestir (¡o pensar!) un educador social es también es un síntoma de normalidad de la profesión.

it dijo...

Puesssssss... mira Quique (te lo tengo que decir)... que si yo te veo vestido como ese pavo de la foto.... me tomaría muy-muy-MUY en serio el de echarte una manita, tirarme por encima unos cursillos de psicología o de educadora ESTÉTICA acelerados y..... no dejarte ni a sol ni a sombra hasta que salieras de ESE ESPANTOSO AGUJERO VESTIMENTAL.
He dicho.
;-))

Quique dijo...

Pues no creas It, ya me gustaría atreverme a llevar esa pinta ibicencacutresalchichera por la calle....de todas formas ese hombre tiene un paquete envidable..¿no?...
...me refiero al paquete que lleva en la mano, malpensados/as