sábado, 7 de febrero de 2009

CENTROS DE MENORES. MIENTRAS LEO (2)

El informe sobre centros de menores con transtornos de conducta, del Defensor del Pueblo, dice en su presentación que no se trata de un estudio doctrinal o académico, sino de un aguafuerte que ofrece pinceladas sobre el tema. Modestia obvia en un organismo que, sólo en el año 2007, abrió 6.584 expedientes de los temas más diversos, desde centros de menores a problemas de tráfico. No se puede saber de todo. Por eso, una de las funciones implícitas del Defensor es destapar asuntos para que se investiguen, y ahí estamos.
Lo que está surgiendo a partir del conocimiento del informe (por cierto, si realmente es una filtración a los medios, como se ha dicho, alguien de la oficina del Defensor habrá hecho alguna ilegalidad, ¿no?, pero, por otra parte, ¿porque no iba a ser público un informe del Defensor del Pueblo?), lo que está surgiendo, digo, no es un aguafuerte, no, sino un inmenso fresco, con cientos de piezas y muchos protagonistas.
En algunos aspectos, sobre todo en lo referente a los supuestos malos tratos a los menores, estamos asistiendo, en el papel y en Internet, a declaraciones enfrentadas de menores, educadores, ex-educadores de centros, directores, gestores, bloguers, políticos y un largo etcétera. Es obvio, estamos hablando de acusaciones muy graves, con posibles consecuencias penales. No es ninguna broma. Mentir en estos temas, se defienda la postura que se defienda, no sale gratis. Y en lo de mentir, ya se sabe, nadie tiene la exclusiva; ni políticos, ni educadores, ni gestores, ni familias, ni menores de edad.
Curiosamente, en otros aspectos, algunos de esos protagonistas que discrepan tan encarnizadamente, coinciden. Suelen ser en la falta de recursos, las malas condiciones laborales o la falta de criterios claros a la hora de abordar el problema. Ahí las administraciones se quedan casi solas defendiendo su gestión.

Respecto a las presuntas agresiones a menores o a los malos tratos en algunos de esos centros, es un tema que desconozco. Sólo sé lo que dice el informe. No seré yo quien haga juicios paralelos. No hay nada más abominable que un pueblo pidiendo sangre. Para juzgar esto existe un Estado de Derecho: la presunción de inocencia, la investigación, los jueces, las pruebas, los hechos, y las sentencias.
Respecto a los recursos, cabe hacer una reflexión en muchos aspectos. Uno de ellos, que atañe no sólo a estos centros, sino a todo el sistema de servicios sociales, es el de la privatización de los recursos. Una cosa, aunque discutible, es que se privatice o se concierte un servicio como criterio para mejorar su gestión, y otra muy distinta es que se haga, simple y llanamente, para abaratar costes al precio que sea.
Porque, señores políticos y gestores de lo social, por si no se habían enterado, tener unos servicios sociales profesionales y de calidad cuesta mucho dinero.
Pintura: Kenton Nelson

9 comentarios:

koki dijo...

Hola Quique, después de leer el informe, he sacado tres conclusiones que me gustaría compartir con todos los vosotros:

La primera, en la parte donde pone gastos del menor en los centros, cuando se menciona a un centro propio del Gobierno, no especifica ninguna cuantia, x lo cual, estoy de acuerdo, que esto es uno de las tntas consecuencias que tiene la privatización de los servicios sociales, creedme que pronto llegarán más, me atrevo a decir, que se ha abierto la caja de pandora.

la segunda, me da verguenza, ve los medios de comunicación, si la figura del educador, antes era olvidada, ahora es casi odiada. Somos malos, malísismos, y todos, eh?

la tercera, cuando un niño, que pasa, en un centro de protección, te intenta agredir. Señor defensor del pueblo ¿le llamo a usted? ¿o dialogo?que el niño va a entrar en razón, y alomejor con un poco de suerte me clava la "navajita", la cual no se la puedo detectar xq no puedo registrar, en un sitio menos importante. no quiero hacer con esto una apología de las reduciones fisicas, pero seamos consciente, que desgraciadamente, alguna vez la hemos tenido que usar. y si antes teniamos pocas herramientas, es que ahora cualquiera se atreve a detener a un niño. SOS

Eloi BLQ dijo...

gracias por vuestras opiniones. Yo creo que no entiendo mucho del tema, por experiencias pocas, lo que me huele es a falta de dinero por parte de la administración pública, que es el mismo problema de siempre. No obstante, si la gente quiere que se recorten impuestos y el déficit cero (incluso tener beneficios) por parte del Estado, es la moda actual, pues algunos servicios sociales tendrán que apechugar.

Yo veo dos cosas, al final acabará pringando algún educador al quien se le acabará su vida social y profesional de está manera. Y por otro lado, se aprovechará para privatizar el servicio, trabajadores mal pagados, etc. Pero además un servicio que seguirá pagando el estado.

más mierda en la sociedad

violeta dijo...

Hola Quique, he estado las últimas semanas en un curso de violencia de género: me llamó la atención que lo ponentes hablaron de que un profesional que está en contacto con la agresividad y él mismo está sujeto a situaciones de riesgo en su entorno laboral (bajo salario, contrato temporal, exceso de presión, de trabajo, falta de medios, sin apoyo o supervisión externa, autoexigencia, idealismo ....) con el tiempo acaba proyectando una identidad de víctima que le hace desarrollar con el ususario e incluso compañeros de trabajo el ciclo de la violencia , manifestando conductas agresivas.

No me pareció exagerado,y me hizo reflexionar sobre el riesgo que tenemos en nuestra profesión ,
para que luego, cuando se evidencia un problema, no sean eavlúadas las deficiencias de un servicio si no, en la mayoría de ocasiones, al propio profesional.
Como tú dices, unos servicios sociales de calidad, son muy caros.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Me han gustado mucho estas dos entradas. Como bien dices: unos buenos centros de menores son necearios, cuesten lo que cuesten. Su función social lo exige y no se puede abandonar.
Lo más escandaloso del asunto es que, según oigo hoy en la radio, no hay normativa que los regule en su funcionamiento diario. Es inconcebibile.

Abril dijo...

Totalmente de acuerdo con vosotros respecto a los aspectos económicos de la cuestión. Discrepo en el tema del reconocimiento de los profesionales. He estado leyendo diversas aportaciones de educadores que se sienten muy "perjudicados" por esa imagen que puede percibirse a través de los medios de la figura del profesional de la educación social. No lo veo así, y me explico...Qué pasa? que nos creemos que en nuestra profesión todos somos la leche o qué? Todos estamos "tocados por la mano divina" desde que salimos de la facultad y nos convertimos por ese "toque" en personas respetuosas, dignas, honestas, etc, etc....pues no! el colectivo de educador@s sociales está compuesto por humanos (que no siempre personas) y, como en todos los colectivos de la humanidad, hay humanos (personas), que respetan a todo el que se le pone por delante y humanos (simplemente humanos) que no se respetan ni a sí mismos...en fín, que ya me estoy liando...Lo que quiero en realidad compartir con vosotros es que no me he sentido aludida, perjudicada, identificada ni nada de nada con esa gente involucrada en esta grave, gravísima situación.
He trabajado con menores tutelados y actualmente trabajo en violencia de genero, aunque sigo de vez en cuando colaborando en el CRAE. Y sigo colaborando porque me gusta VIVIR con los chavales y os aseguro que cuando salgo de allí, salgo llena de vida (valga la redundancia). Así de sencillo y así de claro.

Un saludo a todos los que estamos en el grupo de los que somos la leche!!!!

aaaa dijo...

Muy buenas estas entradas sobre los centros de menores. Yo sólo he podido mirar un poquillo por encima el informe, pero el sábado que acabo exámenes me pongo en serio con él.
Un saludo.

Quique dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Mónica Pérez dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

happy dijo...

Este blog me parece serio se dicen las cosas como son sin ataques sin juzgar, se expone lo que está pasando sin juicios previos o sentencias ridículas. Gracias Quique espero que ningún ex algo o pro cualquier cosa no objetivo rompa esta cadena de hablar con responsabilidad de un tema que trata la justicia y que dirá lo que tenga que decir. El dinero puede ser la gasolina que mueve este completo engranaje, pero sin la vocación de miles de trabajadares esta máquina no se movería. Por respeto a ellos, seguro que además son la mayoría, no podemos dar por buenas las acusaciones de torturados o consentidores de estos hechos que sin comprobar ya se imputan y dan por buenos. Me apuntoa este blog, estaremos en contacto.