miércoles, 11 de febrero de 2009

LLEGAR A FIN DE MES

¿Entonces qué tengo que hacer? ¿Robar un banco? ¿Pegarle el palo a alguien?
En los últimos días, algunas de las personas que hemos atendido Teresiña y yo vienen con una desesperación y una agresividad que hacía tiempo que no veíamos. También he hablado con hombres como armarios, padres de familia, al borde de la depresión. "Ya me he recorrido todas las fábricas y nada."
Todo esto, lo que pasa entre las paredes de nuestras oficinas, sería anecdótico, sino fuera porque refleja las cifras de paro que escupen los diarios. No me gustan los alarmismos, ni soporto a los catastrofistas, pero comienzan a darse situaciones dramáticas y nosotros somos los primeros en enterarnos.
"Yo nunca había pedido una beca Quique, porque siempre había pensado que había gente más necesitada. Pero ahora, es que no nos llega para comer. ¿Qué hago si no puedo dar de comer a mis hijos?"
Es la pobreza. Es el hambre. No me extraña que haya gente que se enfade con nosotros, o con la administración, tanto da. Es como si alguien va a los bomberos y les dicen que no, que no tienen agua. Hablemos claro, los Servicios Sociales están soportando una crisis que les viene grande. Los recursos económicos con los que cuenta han servido históricamente como una especie de paliativo. Ayudas para familias o personas que pasaban por un mal momento en sus vidas. Contraprestaciones para que personas con pocas habilidades sociales salieran de sus pozos. Pero ¿Esto?. Son las clases medias llamando a la puerta, los que han pagado sus impuestos durante años y que ahora nos necesitan. Y ¿qué tenemos?: ¿trabajo? ¿pisos? ¿sueldos?. Este Estado de Bienestar es bastante pobre y todo resulta muy decepcionante.
Esta crisis tiene muchas lecturas. La responsabilidad es de los bancos, de las inmobiliarias, de las constructoras, de los especuladores, de la situación económica mundial, pero, también hay que decirlo, de muchas de las familias que nos vienen con lo puesto y que han jugado a ser ricos en los tiempos de bonanzas.
Sí, todo eso está claro, pero, ¿y a partir de ahora?. Ahora vaya usted a servicios sociales. ¿Servicios sociales? ¿Pero alguien está dotando a servicios sociales para atender a unas personas con problemas exclusivamente económicos?.
De momento tendremos que mimar a esas familias que están al borde del precipicio, aunque algunas te pongan los pelos de punta cuando te explican su nivel de endeudamiento. Entiendes entonces lo que significa estar con el agua al cuello.
Hacen falta nuevas estrategias, nuevas ayudas, enfoques específicos y extraordinarios de los servicios sociales, o de nuevos servicios, para un periodo histórico extraordinario. Los políticos no pueden reconocer que estamos en una crisis económica muy grave y seguir con su té de las cinco. Quizás, además de ayudas económicas, haga falta dotar a los equipos de economistas que sepan como reducir los increíbles gastos de algunas de esas familias. O exigir, también las administraciones locales, que esos bancos de la ciudad colaboren, en la medida de lo posible, a paliar una situación que ellos han alimentado con su codicia. En fin, es también el tiempo de las ideas, y no sólo de los parches.
Por encima de todo, y antes de cualquier respuesta social, educativa, pedagógica, correctora o lo que sea, hay que dar respuesta al hambre. Por muy asistencialista que suene. Luego, ya veremos.
______________________
Hablando de políticos, El Candidato, en la prensa. El Periódico Mediterraneo.

4 comentarios:

Eloi BLQ dijo...

voy a intentar no ser demagogo, aunque me puedas tachar de ello. Más o menos, tu ya sabes mi forma de vivir, aunque ya he pasado por diferentes experiencias, como para saber que no debo promocionarla por pesadez y intentar convencer a la gente que es lo mejor.

Punto y a parte, yo creo que todas las nuevas ideas que surjan, mientras se sigan basando en el sistema diseñado hoy en día, serán nuevos parches. Por lo tanto, yo abogo por un cambio radical en la sociedad. Tanto de las instituciones administrativas, públcias, como de la mentalidad y consumismo que hacen las mismas familias, pasando por lo privado.

Tal como defiende el NPA (Nouveau Partit Anticapitaliste) en Francia, hay que destruir las administraciones para fundar un nuevo Estado.

Te puedo dirigir a mi blog, aunque sé que lo sigues y puede que ya lo hayas leído. Allí explico los diferentes países donde también hay problemas. Mas ahora se les une Gran Bretaña, que si has leído el artículo, está casi en bancarrota y preveen recesión incluso en el 2011. Hasta ahora hablabamos del 2010 máximo, ya hay economistas que hablan del 2011.

Por otra parte está el pico de petroleo. No te voy a explicar que es para no alargar más aún este comentario (te puedo pasar info pero en francés). Se espera su llegada para el 2012, que significara nuevas dificultades a la crisis que puede alargarse hasta entonces.

Para acabar, sé que eres lector de El País digital. No sé si te has fixado que muchas veces, los comentarios de los lectores comparan con Francia. Pues bueno, aprovecho para informar, que aquí no estamos mucho mejor. Es verdad que el paro es un 6% menor que en España, pero sin embargo, lleva subiendo 10 meses seguidos. El paro del trabajo fijo (no el temporal que es el que más ha subido en España)ha aumentado un 11'4% y la nueva noticia, que se confirmará el viernes, es que Francia también entró en recesión el último trimestre de 2008. El terecero solo creció un 0'1% y se habla de una recesión para el cuarto de 1'2% (más fuerte que en España), aunque hay economistas que comentan un resultado todavía peor. Con esto quiero decir, que por eso se hizo la huelga general. Siempre se ha sabido que en Francia, la lucha obrera ha sido fuerte y con consciencia. Antes de esperar el descalabro, ya piden respuestas. De todas formas, dentro de poco escribiré sobre esto en mi blog, si tienes tiempo te pasas.

Para resumir, pides ideas, la mía es un cambio radical del modo de vida europeo. Sabes, lanzo una primera idea, creo que estaría bien crear un blog donde mucha gente, ciudadanos como nosotros, participaramos para proponer ideas. Lanzar objetivos y formas para mejorar la vida. Yo no soy economista, pero una forma de ahorrar dinero a las familias, es recordarles que hace 10 años no teníamos móbil.

saludos

Quique dijo...

Hola Eloi, ya sabes que respeto tus ideas y tus opciones (faltaría más) aunque yo lo veo de forma diferente. A pesar de los pesares, y de toda esta crisis, sigo creyendo (más que una creencia es una constatación) que vivimos en el mejor de los mundos, aunque con muchísimas imperfecciones. No hay más que ver la que está cayendo. Visto lo visto, una economía libre, pero con más Estado (más intervencionismo cuando el mercado se descontrola) es lo que, hasta ahora, parece que se ha mostrado más efectivo.
En fin, no soy un entendido del tema, ya se ve. Espero que está crisis pase pronto y que aprendamos también de los errores que se han cometido.

Quique dijo...

En cuanto a la idea que propones, es una buena idea. Pobre de mí, la "macro" economía se me escapa, pero puedo aportar ideas, como muchísima gente, a la economía doméstica. No creo que el capitalismo sea malo per se. A mí me gusta que los mercados estén llenos de cosas, aunque algunas parezcan , a priori, inútiles. La cuestión, supongo, es tener un poco de autocontrol a la hora de comprar, saber las necesidades de cada uno, su economía real, las cosas materiales que le producen placer, etc.
En fin, primer capítulo para ese blog que espero que te animes a abrir.

Anónimo dijo...

Estoy contigo Quique en los servicios sociales nos está viniendo gente a pedir cosas y no sotros no tenemos recursos para darles, tambíen la gente viene con muchas exigencias pero no se hacen responsables de que hanllegado a esa sitaución por sus malos cálculos.
Felicidades por el blog

Yolanda