lunes, 1 de junio de 2009

EMOCIONANTE


Alaska, 31 de mayo, 23:58h,

Recién llegado de Castellón.Stop. La obra me gustó mucho. Stop. Y gustó mucho al público. Stop. Rafa genial. Stop. Próxima entrada, un minivídeo con las respuestas del público (muy positivas, por cierto). Stop. ¡Había espectadores/as entusiasmados/as. Stop. ¡¡Iuuujuuuu!!. Stop.
¡Gracias a todos/as!
Me voy a dormir, que mañana (¡hoy!), este educador trabaja.
Un abrazo. Stop
Foto: Teatro Principal de Castellón. Precioso. Stop.

14 comentarios:

Manuela dijo...

enhorabuena!!!!!!!!!!

aaaa dijo...

queremos ver el vídeooooooooo

Lola dijo...

Que contento te veo, stop.
Encantada de que todo haya salido tan bien.stop
Cuentanos mas cosas y ponnos un video stop.
Besos Lola

Anónimo dijo...

Si que me encantaría que pudieramos verla por aquí... Muchas felicidades.

Alfonso

Anónimo dijo...

¡Jajaja! ¡Vaya subidón...dudo que hayas podido dormir...! ¡Yo seguiría despierta disfrutando de este sueño...!
¡A ver si os dejáis caer por tierras catalanas! Porfa,porfa,porfa

Nina

Alfonso Casado dijo...

En Sevilla tambien hay gente que te sigue y nos gustaria ver la obra.
Enhorabuena.

dolo dijo...

Impresionante, un blog de un educador social en teatro. Alaska está más cerca de lo que realmente está, solo hay que tener imaginación, ingenio, y saber hacer. Creo que es una combinación perfecta la de factoría los Sánchez y un educador en Alaska. Felicidades a ambos, espero poder verla cuando venga a Barcelona, creo que es uno de sus destinos.

Abril dijo...

Felicidades a Quique y a Los Sanchez!!!; supongo que esta es de las cosas que parece mentira que le estén pasando a uno. Disfrutalo mucho Quique.
¡Como me gustaría saber que sentiste ante la obra! ¿Se te puso la piel de pollo...bueno o de gallina? ¿qué? ¿qué? ¿qué?

Petons!!

Carlos dijo...

Estuve en Castellón. Genial.
Ganas de reír y de llorar,
de querer, de ser con los otros, con sus palabras, olores, silencios,....
Me encantó
Con las variaciones que se pueden seguir introduciendo, nuevas situaciones, no me importaría volver a veros.

Quique dijo...

Gracias por vuestros ánimos y vuestros comentarios!!

Abril...uff, brutal...jajaja. Esto se merece una entrada de aquí a unos días, que estoy que no paro.

Un abrazo.

Violeta dijo...

Felicidades Quique y factoría..! espero poder verlo pronto en directo. El teatro es maravilloso, y a tí se te ve muy emocionado aunque comuniques en telegrama, ja, ja
Bss

Toñi dijo...

Felicidades Quique!!!! YO QUIERO VER ESTA OBRA YA!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

En general la obra me gustó, sobre todo el final. Lo que menos me gustó fue la perspectiva desde la que se aborda la EDUCACIÓN Social en la obra, mayoritariamente asistencial y anecdóticamente EDUCATIVA. Quizá tenga que ser así para no aburrir a los espectadores y porque es lo que realmente ocurre en el quehacer diario de los Educadores?-Trabajadores Sociales, pero para los que, como yo, creemos en la Educación como fundamento del cambio social, uff!! se me hace un poco dura la obra. En todo caso, muchas gracias por tu trabajo, por el riesgo que asumes y por tu posición ciudadana activa.

Quique dijo...

Hola anónimo.
Muchas gracias por la crítica. Creo que tienes razón, me consta que para la Factoría ha sido dificil seleccionar tantas entradas durante un año (en las que ha habido de todo: trabajo educativo, quejas, asistencialismo, etc) y han elegido aquellas más "teatralizables". Yo les entiendo y, en cierta manera, lo comparto, porque se trataba de hacer una obra teatral, no una obra "didáctica" que sólo entendieran los educadores.
Más que asistencialismo, la obra creo que refleja bastante la realidad de muchos servicios sociales, y es que se están convirtiendo, cada vez más y si no ponemos remedio, en dispensadores de recursos.
Yo hubiera elegido seguramente otras entradas, claro está, pero es cierto que ellos han primado aquellas que se pudiesen teatralizar. Creo que es lo interesante de este trabajo. Que yo no me he inmiscuido en la selección de los textos, y ellos han trabajado libremente con un objetivo exclusivamente teatral.
De todas formas discrepo en una cosa, ahora desde el punto de vista de educador, más que de espectador: Creo que hay bastantes momentos (el de las sillas, la carta, la caja de galletas, muchas de las respuestas en las entrevistas,)en los que el rol educativo queda muy claro, ¿no? .
En fin, todo esto es muy interesante. Seguro que con los educadores, depende de donde trabajen, habrá gente que se identifica más o menos con la obra. Será inevitable.
Gracias otra vez por tus comentarios. Da gusto comentar in situ con los espectadores y/o los lectores.
Un saludo