viernes, 15 de julio de 2011

CON LOS CINCO SENTIDOS. MIRADAS (1)

Como voy a estar ocupado en otras escrituras durante el verano, he decidido ir recuperando algunos post antiguos. Este de las miradas, de 2009,  iniciaba una serie sobre los sentidos y  mi trabajo: miradas, olores, tactos, sonidos y sabores.
 ¡Ah! y no os olvidéis que del 28 al 31 actuamos en la Sala Azarte, de Madrid.


MIRADAS (1)

" Si no existiera la vista ni el cerebro, no habría colores en el Universo. El color se crea en el cerebro y se proyecta, psicológicamente, sobre el objeto. Por eso diferenciamos el color rojo del verde, el negro o el blanco. Todo está en el cerebro y no en el mundo exterior"
Richard Gregory. Neuropsicólogo.

Alaska, 18 de mayo de 2009,
Cada mañana iba a trabajar a aquel lugar de paredes desconchadas, sillas rotas y luz mortecina, sabiendo que, con ese terreno de juego, cada entrevista empezaba cero a uno. Siempre se trataba de remontar el resultado. Era una época, no tan lejana, en la que los servicios sociales eran la hermana pobre de algunos ayuntamientos. Total, para la gente (gentuza, querían decir) que tenéis que atender. Esa era la respuesta, no siempre subliminal. Y nosotros (la profesión, digo) aguantábamos como idiotas, misioneros y monjas dispuestos a trabajar en las peores condiciones por la causa, aunque fuese a costa de crear pequeños guetos indignos. Pobres almas caritativas y equivocadamente progres. Perdimos la carrera de la imagen y todavía lo estamos pagando.

Hay ciudadanos que vienen a verme. Es lógico que me importe mucho lo que vean. Ahora ven colores pastel sobre unas paredes limpias. Algún cuadro de colores vivos ( evito cuanto puedo la propaganda institucional, que suele tener un punto deprimente. Para eso están los trípticos). Una caja de color rojo, con caramelos, le da un toque distinguido a la mesa y sirve de bienvenida. En definitiva, un espacio que a primera vista resulte cómodo y amable. Ni más ni menos.
Luego me ven a mí. Yo me ducho, me afeito y procuro tener un buen aspecto. Tener una imagen forma parte de cualquier oficio que esté de cara al público. Iba a decir "buena" imagen, pero no sé demasiado lo que significa eso. Creo que es más importante tener una imagen (es imposible no tenerla), la que sea, dominarla, controlarla y jugar con ella para que se muestre a tu favor. Los que os digan que esto es sólo hipocresía es que no han entendido nada del siglo en el que viven (tampoco les hagáis demasiado caso, en realidad se pasan horas en los espejos).
Los ciudadanos que me ven más asiduamente se han acostumbrado ya a las variaciones de un rostro que cambia por semanas, a veces por días, según el peinado, el sueño, el descanso y muchos otros factores incontrolables. Por respeto, o por falta de confianza, casi nunca me hablan de estas variaciones. Yo lo agradezco, no sólo porque aquí yo soy el menos importante, sino porque odio ese sincero "que mala cara tienes" dicho a primera hora de la mañana. Para un alma sensible como la mía es como apuntillar a un animal moribundo.
Ellos ven mis ojos, y viceversa. No sé si alguna vez habrán notado que les miro, pero que no les veo. Supongo que sí, lo mismo que yo noto cuando la Charo me mira mientras hablo, pero está pensando en ir a recoger a sus niños al cole.
Ellos me miran y yo les miro, que es una de las cosas para las que me pagan. Miro un pequeño trozo de mundo pasar por mi despacho, a intervalos regulares. En todos estos años habré mirado más de tres mil miradas, miles de vestidos, cientos de pendientes, decenas de barbas y bigotes, montones de peinados, centenares de vestidos exóticos, miles de anillos, millones de gestos, innumerables bocas, ojos, narices, orejas y manos. He visto como los rostros y las ropas se visten al unísono cuando la gente está alegre, pero también cuando un bonito vestido no ha podido ocultar unos ojos tristes. Mirando, he aprendido también a tragarme algunos prejuicios.
En realidad sé muy poco de la gente que se sienta delante mio durante un rato de su vida.
En eso estoy.






12 comentarios:

Prunus Avium dijo...

Buenas tardes :

De mano , me gustaría comentar que no poseo formacion piscologica , ni mucho menos capacidades para extraer conclusiones acerca de la apariencia de las personas ... y sin embargo , ultimamente , lo que yo busco , cuando miro a alguien es la nota discordante . La diferencia . .. dentro de la propia armonia de quien está enfrente . suele ser esclarecedor :
¿Porqué mi compañera B. por lo demas de aspecto intachable , se empeña en clavarse las uñas en una determinada zona de su mano , causando heridas y en ocasiones , sangre ?
¿te has fijado en que el gotico de mi vecino huele maravillosamente bien , a una mezcla de suavizante ,talco y colonia de bebes y pone tantas lavadoras en un día como yo en una semana ?
¿Porque mi directora , mujer de carrera brillante , se empeña en lucir escotes y hacer dieta para preparar reuniones ?

eso , eso si que es interesante .

saludos .

Eloi BLQ dijo...

puede ser algo escueto y es una frase que utiliza mucha gente, por lo tanto, este comentario no es para nada original, mas:

una mirada lo dice todo

saludos

Anónimo dijo...

Me han encantado tus entradas sobre los sentidos. Felicidades

Elena

violeta dijo...

En cuanto vuelva(estoy de baja, nada grave)quito los posters de campañas institucionales y presiono al Ayto. que me pinte el despacho. Tienes toda la razón, yo es que me conformo con poco, pero los ciudadanos no, tienen derecho a tener una difícil entrevista en lugar que trasmita seguridad y comodidad.
Gracias, como siempre.

una educadora dijo...

Quique, Gracias por estos 5 últimos post, me ha encantado, al igual que muchos de tus otros tantos.
He intentado escribir comentarios en un par de ocasiones, pero se me han borrado, o no se que he hecho pero que al final no he podido publicarlos. Espero que este no me falle! jeje

Me encanta mirar a los niños con los que trabajo a los ojos, me dicen muchas más cosas de lo que ellos me cuentan hablando. Observo siempre a todas/os, y se que eso puede llevar a prejuicios, que intento ir desvinculandolos de mi ser.

Y sobre todo me hace gracia, porque yo creo que soy la unica que veo, pero en verdad los chavales/as con las que tabajo me miran y ven a mi igual de bien... aunque ellos quizás por ser más peques no se den tanta cuenta de lo que hay de dentro de mi, si que me tienen en filada con como voy cada día y si llevo o no pelos en los sobacos. Pero esto último (que además de parecerme gracioso) es lo que más me gusta, porque ya puedo tratar con ellos el tema de la opión de los demás (el famosos "que diran"), y simplemnte han sido ellos, los que observando me han dado recursos para tratar ciertos valores sociles.

un saludo!

Manuela dijo...

miradas, tus posts de los sentidos son a cada cual mejor, yo estaba pensando en la mirada de mi hijo, esta mañana se despertó muy temprano y no pude dejarlo en la cuna así que le cogí en brazos y le mecí un ratito, con la esperanza de que se adormeciera de nuevo, pero cuando agaché la mirada ahí estaba la suya, penetrante e inquietante, y cómplice, y diciendo 'mamá no me dejes tirado ahora, anda, que no quiero estar solito' con esos ojos grandes y mirada limpia que sólo un niño puede tener...

Abril dijo...

Sí, las miradas pueden promover tantas cosas, incluso la sonrisa. Recuerdo un chaval... se pasó una semana mirando hacia el suelo cuando hablaba con alguno de los educadores. Me pasé toda esa semana, en la que tampoco apareció una sonrisa en su cara, intentando por todos los medios que me mirase a los ojos cuando teníamos algún contacto verbal. Finalmente se produjo ese contacto visual (tuve el privilegio de ser de las primeras en contemplar esos ojos preciosos mientras hablábamos) y casi al mismo tiempo apareció una sonrisa en su rostro y se agarró a mi de tal forma...que casi me ahoga!!!!

Joder como me gusta mi trabajo!!

Saludos!!

Abril dijo...

perdón por el tacoooo se me ha escapao!!

Manuela dijo...

pero cuánta envidia sana me corroe, qué trabajo tan maravilloso tenéis... no dudo que a veces será muy dudo tanto impacto personal, pero esa sonrisa que cuenta Abril lo vale todo

Llanetes dijo...

Simplemente.. FELICIDADES, gracias por hacernos reflexionar y apreciar lo que nos rodea y percibimos continuamente por nuestros sentidos.

Toñi dijo...

Geaniales tus 5 sentidos, Quique!!!!! Pero no digas eso de "(y 5)", que aún te queda por explicar el sexto sentido, no el de la película, sino el que tú tienes!!!!!!
Gracias!!!!!

Quique dijo...

Gracias a todos/as los que ´habéis participado en este juego de los sentidos. Ha sido muy interesante, y quiero recopilar vuestras intervenciones.
Gracias!!! y un abrazo