viernes, 24 de julio de 2009

CALOR EN ALASKA

Alaska, 24 de julio de 2009,
Justo ahora que ha entrado un viento sahariano, típico de Alaska, se estropea el aire acondicionado.
El secreto, que aprendí de la serie Kung fu, está en mantener la posición lagarto, esto es, sin mover apenas un músculo. Eso también lo sabe Y, la primera entrevista del día. Así que hablamos de sus cosas, sin dejar que el sudor de las sienes brote en cascada libre.
Pequeños saltamontes en un pequeño pueblo de Alaska.

Sobre las 10h viene X, un joven de 14 años. La primera vez que hablé con él, hace unos seis meses, ni me miró. No era mala educación, es que no podía. Se sentaba de lado, mirando al suelo y sin pronunciar palabra, medio encorvado, como un viejo. Hoy ha sido diferente. No sólo es que me mire a los ojos, es que me habla y se desahoga. No ha sido fácil. Primero: entender que las cosas que uno quiere cuestan un esfuerzo. Sí, chaval, bienvenido al mundo real. Para conseguir lo que quieres tenemos que comenzar por cambiar tu postura corporal. Pero no sólo porque una determinada posición corporal signifique una cosa u otra, que también, sino por algo que ya saben los que se dedican al teatro: el gesto construye al personaje, casi tanto como lo que dice. Con la espalda erguida, con los pulmones llenos de oxigeno, es más fácil sentirse otro, un otro mucho más seguro, menos derrotado. Luego se trata de dejar que fluyan las palabras.
El nuevo X ha dado un paso de gigante para que los adultos de su entorno le tomen en serio. Y no han hecho falta las cámaras de Hermano Mayor para conseguirlo.

A las 12h entra Eli, la administrativa, y me dice "Quique, sal fuera a fumar un cigarro o algo, que te vas a ahogar". Salgo fuera, aunque no fumo, y a los cinco minutos pasa por allí la señora P, una señora muy mayor, que me dice que le ayude a saltar por la ventana, que se ha dejado la llave dentro. Estas cosas sólo pasan en Alaska. La Eli se ríe, y yo voy contento, con una sensación extraña. Es como si por primera vez en todo el día estuviera ayudando a alguien de verdad. Quiero decir, ayudando en algo palpable, porque a veces, con tanto plan de trabajo, objetivos, indicadores, y todo lo demás, me pierdo. Esto es más fácil: se trata de subir una persiana polvorienta. También me siento como el personaje de una novela costumbrista.

Ha sido un año muy duro. La crisis está haciendo mucho daño. Como dice mi hermana,que es como la voz del pueblo, "parece que hace falta que te estés muriendo para que te ayuden". Creo que el problema no son las ayudas puntuales, que son sólo parches y hasta pueden crear dependencia. No es un problema de servicios sociales, es el Estado de Bienestar que tenemos, que es bastante pobre: con los precios de los alquileres y las hipotecas, con lo que cuestan los libros, con los precios de las guarderías o las pocas facilidades para la formación y el estudio, es normal que las familias se reboten.

Pero la vida es bella. La semana que viene me voy a pescar salmones montado en un reno. Volveré el 7 de agosto.

9 comentarios:

Eloi BLQ dijo...

pues disfruta de las vacaciones

CASIOPEA dijo...

¿Que te vas de vacaciones? jo
¿que te vas a pescar salmones? jo
¿que va a montar en Reno? Jo

Pues nada ya me quedo yo aqui cuidadno de todo.
QUe sepas que se te echara de mnos, por lo menos yo. jo.

Y, jo, vuelve pronto.

GAIA dijo...

Bones vacances!

CRISTINA dijo...

"El gesto construye al personaje". Muy bueno.
Y también lo de "Pequeños saltamontes en un pequeño pueblo de Alaska".

Qué disfrutes de la pesca.

Besos Quique

Lu dijo...

Disfruta de tus vacaciones...

Asier dijo...

Salmones no, querido Quique, pero estos dias atras, tuve el placer de conversar con un pescador leones, que me mostraba cual niño pequeño sus fotos y trofeos: Siluros y Carpas a tutiplen.

Yo, me conformo con pescar unas vacaciones y rendirme un verano mas a los placeres del pulpo y la carne al caldeiro. Con un buen Crego y Monaguillo (D.O.Monterrei), a poder ser.

Manuela dijo...

el gesto construye al personaje, me gusta! buenas vacaciones y que usted pesque bien...

Lola dijo...

Muy veraniego tu post....
pero muy bonito tu trabajo, me gusta. Ayudar a una persona a entrar en su casa por la ventana es gratificante a lo mejor pero¿Como es de gratificante que una persona cambie su postura corporal por tu trabajo bien hecho? Eso no tiene precio. Besos Lola
http://boheme.zruspas.org

violeta dijo...

Felices vacaciones Quique, por estos servicios sociales aún nos queda un poquito...