viernes, 1 de enero de 2010

PERIÓDICOS


Alaska, 1 de enero de 2010,

Los días de fiesta permiten leer el periódico de pé a pá, sin prisas. Hasta el tiempo parece ir más lento, cuando podría ir todo lo rápido que quisiera. 

He seguido estos días en la prensa las peripecias del programa Dejadnos solos, de Telecinco.  Parece ser que no tiene mucha audiencia y no saben bien que hacer con él.
Telecinco se defiende de las críticas a ese programa (fingiendo que las críticas no le van de perlas, claro está) diciendo que nada tiene que ver con Gran Hermano. Ese es su gran problema. Telecinco no puede hacer un formato con tanto morbo, una especie de cantera de niños para el GH, porque no creo que la ley permitiera la emisión de un programa donde los niños se insulten o se peguen sin la intervención de un adulto o se les desprecie en tertulias posteriores. Así que, de momento, tiene que conformarse con un formato descafeinado, casi "didáctico", cuando la didáctica en realidad le importa un pito. Es decir, conformarse con la narración de las colonias de unos niños, que  no interesan a casi nadie.
Lo que  me hizo gracia el primer día que leí la noticia en La Vanguardia es que el programa venía avalado, ¡como no!, por un grupo de psicólogos. Ah, bueno, ¡si es así!. Esto del beneplácito de un par de psicólogos mediáticos como coartada para que un programa sea considerado aceptable o no me da un poco de risa. ¿Sus declaraciones tienen algo que ver con la ciencia? ¿De verdad saben estos psicólogos cómo afecta o puede afectar un formato nuevo de estas características? ¿De verdad controlan las etiquetas que la audiencia, a partir del primer día, empezará a poner a esos niños y a esos padres?. Bueno, igual sí lo saben. Telecinco debe de pagar una morterada, y el dinero es un potente motivador para la investigación.
También la Generalitat se ha manifestado, aunque en contra del programa. Un interés y una contundencia, la de esta administración, que también se hubiera agradecido en la respuesta  que ella misma ha dado a la opinión pública sobre sus propios problemas con la atención a los menores.

Por cierto, en los periódicos ha desaparecido el tema de los centros de menores y el informe de Amnistía Internacional. Empiezo a pensar que el destino de estos adolescentes no interesa a nadie. Pero quizás no sea ese el único problema, quizás es que hoy los periódicos se leen en Internet. Han muerto las portadas. Surge una noticia cada segundo y, en la falta de jerarquia de la pantalla, parece valer lo mismo una matanza en Irak que el color de las bragas  de Paris Hilton.
Creo que en el fondo también se transluce una cierta crisis del periodismo. Una crisis paradójica de la que ya han empezado a reflexionar los grandes medios. Paradójica porque estamos en el siglo de la información. Hoy muchos periódicos hablan de oídas, de lo que dicen las agencias de noticias, de periodismo ciudadano, de blogs y facebooks. Cortan y pegan mientras despiden empleados porque no les salen las cuentas. ¿Quién pagará al reportero que se meta en las entrañas de una noticia que no va a dar dinero ? ¿Quién hará un trabajo a fondo, sin prisas, que siga el hilo del informe de AI? ¿Quién preguntará a sus responsables cómo hicieron el informe? ¿Quién entrevistará, más allá de las declaraciones institucionales, a los responsables de la administración? ¿Quién visitará los centros y preguntará a los educadores?
Necesitamos un periodismo de investigación que destape la verdad, una voz neutra que jerarquize los hechos, pero nos encontramos, cada vez más, un periódismo de declaraciones.

Feliz 2010
_________________________________
FACTORÍA LOS SÁNCHEZ vuelven en enero

7 comentarios:

Psikoloca dijo...

Feliz año Quique!!!!!!

Muy buena entrada y muy buena reflexión la tuya importante que se empezara a hacer un periodismo de investigación...

Respecto al programa de telecinco, ni lo he he visto, ni he oído hablar de él..

Un fuerte saludo!!!!!!!!!!!!!!

Manuela dijo...

a mi querido Enric González se lo han llevado a Jerusalén, yo creo que molestaba, y al corresponsal de El País en Roma, Miguel Mora, también le quedarán los días contados ahora que Berlusconi se ha hecho con parte de la Cuatro... creo que con las nuevas fusiones seremos todos más del centro políticamente correcto, si cabe... un saludo y Feliz Año!!!

Tercera Opinión dijo...

Para que la telebasura prolifere, a su alrededor deben haber programas-basura, presentadores-basura, concursos-basura, concursantes-basura y lo más importante de todo: espectadores-basura.

Te invito a leer mi artículo:
TELECINCO Y LOS PADRESBASURA.

Tercera Opinión dijo...

http://www.terceraopinion.net/2010/01/04/telecinco-y-los-padres-basura/

Quique dijo...

Saludos Psikoloca.
Manuela, yo tambien echaré de menos a Enric G.
Gracias Tercera opinión. Me ha gustado tu artículo.

asier dijo...

Excelente y acertado. La desnudez de algunas de estas miserias del "nuevo periodismo neorrealista", estan siendo observadas con lupa por los propios profesionales. Por eso, actitudes como la de Carles Francino en los Ondas, son síntomas de que la profesión es tambien crítica y con el tiempo, esperemos que re-constructiva. No esta todo perdido, amigos ¡¡¡¡¡

Quique dijo...

...aunque, t.opinión, calificar a ese tipo de tele como basura, vale, pero yo no calificaría así a las personas