martes, 15 de junio de 2010

LEVEDADES

Alaska, 15 de junio de 2010,

Alguien comentó el libro en facebook. Leí La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera, hace muchos años, cuando todavía leía novelas. Aunque no estoy seguro que lo de Kundera fuesen novelas. Lo que me quedó, además del placer, fue el recuerdo nítido de lo que Kundera quería decir (o yo creo que quería decir) con lo leve y lo pesado. Lo fácil que parecía, a partir de Kundera, intuir la levedad o la pesadez de los asuntos de la vida.

Las dicotomías no tienen buena prensa (no hay blancos y negros, sino bla, bla,bla) pero pueden ser estimulantes como ejercicio. Por ejemplo: lo nuevo y lo viejo.
Hace unos días R, una educadora muy joven, me comentaba algo que a mí me sonó a viejo. Lo que demuestra que lo nuevo y lo viejo no siempre van relacionados con la edad. Ni tampoco aseguran que algo sea bueno (por ser nuevo) o malo (por ser viejo) por definición. Ni todo lo contrario.

R me decía que los educadores no pintábamos nada, que en una reunión con médicos, psicólogos, o profesores siempre parecían mandar ellos, más o menos en ese orden. Y que todo el mundo, con la excusa de lo social, nos podía mandar cualquier cosa. Y que en la escuela no nos escuchaban, y que.
Me sonó a viejo. Me sonó a mí. Era yo, hace muchos años, cuando empezaba a trabajar en esto. Yo, que respecto a ella soy, sin lugar a dudas, lo viejo, le dije que se trataba, entre otras cosas, de una cuestión de poder, y que el poder, no sé donde lo leí una vez, no se pide. Se toma o no se toma. Es después que te lo dan. Cuando ella creyera que lo que tenía que decir era importante (y lo era), cuando  entendiera que, sobre algunos asuntos, ella era una autoridad (epistemológica, por supuesto), y que tenía un saber específico que los demás no tenían, entonces la escucharían. Seguro. No es tan fácil, ya lo sé, ¡me van a contar ustedes!. Pero darse poder también significa pelearse con los peros.

En ese momento mi experiencia, que era lo viejo, era lo nuevo. Porque yo creo que los que tenemos experiencia tenemos la obligación de transmitirla, a los viejos y a los nuevos. También tenemos  la obligación de callarnos y escuchar, para aprender de lo nuevo cuando es nuevo (y bueno).
 No sé si me explico.
__________________________________________
Diario de Gira. Rafa Sánchez
"En el Tantarantana. Está siendo emocionante, aunque me ha costado un poco adaptarme a la sala. Eso de no tener al público cerca, en semicírculo, sin poder ver sus caras, requiere un plus de atención para percibir su respiración, por que si no me acelero, y yo, de por si nervioso, soy capaz de hacer el espectáculo en 15 minutos, y ¡sin doparme! seguir leyendo.
_________________________________________
ESAlaska en el PERIÓDICO
Descuentos del 25% para ver ESAlaska, para los siguientes colectivos y grupos de màs de 10 persones:
DIXIT
Acces Fundació Marianao
Arrels Fundació
CEESC Col·legi educadors
Fundació Pere Tarrés
GATS











Pintura:Edward Hopper 

11 comentarios:

Asier dijo...

Se que esto que te voy a decir es algo viejo, pero lo repetiré: " Me gustan tus articulos, cuentos e historias. Hablan de un educador reflexivo y positivista ".

Saludos

Abril dijo...

Lo viejo rejuvenece cuando se dice de nuevo y lo nuevo envejece si no se pronuncia.

Madura juventud y joven madurez. Ese podría ser el equilibrio perfecto!!


Un besote!

Dolo dijo...

Por fin lo he conseguido! He reservado para esta noche ver la OBRA, estoy emocionada.

Tambien mi compañero de trabajo, Javier, ha reservado para mañana.

Gracias Sera / Quique por tu comentario en tu anterior entrada.

Quique dijo...

Saludos Asier, Abril y Dolo (por cierto Dolo, qué lo disfrutes!!)

Quique dijo...

.

Dolo dijo...

Copiándote, “impagable” la obra. Mi marido que no tiene que ver nada con lo “social” le gustó mucho, se rió, al salir comenzó a hacerme preguntas de algunos temas. Del actor tengo que decir, que tiene mucho, mucho valor… atrapar tantos personajes, sentarlos y hacerlos decir la suya al igual que a Quique y el solito, sin nadie más para interactuar, creo que es complicado realmente. La verdad que es que tiene muchos registros. Creo que el blog está hecho para Rafa y Rafa para el blog. Para mi lo borda. La sala estaba repleta, el auditorio mayoritariamente femenino, será por que lo social se viste de “rosa”? No quiero desvelar nada , pero creo que a estas alturas no hay seguidor o seguidora del blog que no haya visto la obra, así que para mi que me he sentido bastante identificada en muchas de las situaciones tengo que decir que me ha emocionado el momento del micro, con la canción, Rafa además canta muy bien. Creo que unos picnis y primis por la PIRMI no quedarían tampoco mal.

Felicidades a ambos.

Dolo dijo...

Copiándote, “impagable” la obra. Mi marido que no tiene que ver nada con lo “social” le gustó mucho, se rió, al salir comenzó a hacerme preguntas de algunos temas. Del actor tengo que decir, que tiene mucho, mucho valor… atrapar tantos personajes, sentarlos y hacerlos decir la suya al igual que a Quique y el solito, sin nadie más para interactuar, creo que es complicado realmente. La verdad que es que tiene muchos registros. Creo que el blog está hecho para Rafa y Rafa para el blog. Para mi lo borda. La sala estaba repleta, el auditorio mayoritariamente femenino, será por que lo social se viste de “rosa”? No quiero desvelar nada , pero creo que a estas alturas no hay seguidor o seguidora del blog que no haya visto la obra, así que para mi que me he sentido bastante identificada en muchas de las situaciones tengo que decir que me ha emocionado el momento del micro, con la canción, Rafa además canta muy bien. Creo que unos picnis y primis por la PIRMI no quedarían tampoco mal.

Felicidades a ambos.

Dolo dijo...

Lo siento he insertado mi comentario dos veces, bueno pues dolemente buena la obra.

Alfonso Tembras dijo...

Respecto a si todos los seguidores hemos podido ver tu obra la respuesta es NOOOOOOO. Los que vivimos en el fin del mundo lo tenemos algo mas complicado
En relacion a tu reflexión se me viene a la cabeza una reflexion cercana, y a la vez lejana, acerca de nuestra caducidad...

Quique dijo...

Hola Alfonso.Me has dejado con la curiosidad. ¿Cual era tu reflexión? ¿Cuando caducamos? ( se parece a aquella frase de Blade Runner, no?)
Un abrazo

Alfonso Tembras dijo...

La reflexion sobre la caducidad no era tuya. Creo que estaba en Educablog y hacia referencia a la edad conveniente para trabajar con niños, jovenes, ... Y a la vez me vino a la cabeza una conversacion que hace años una compañera y yo mannteniamos despues de un largo día de trabajo en el que comentaba que no se veia haciendo este trabajo pasados unos años... Está claro que aportamos cosas diferentes pero podemos aportar