jueves, 7 de febrero de 2008

EL IGNORANTE

Llego a casa, después de un día duro, y me pongo a comer unos fideos mientras veo el telediario. Veo a Miguel Ángel Arias Cañete, del PP, diciendo -para justificar una especie de contrato de integración del inmigrante que propone su jefe- que el contrato es necesario, que sólo hace falta asomarse al patio de algún colegio y ver los problemas entre los niños por cuestiones culturales. A mí, normalmente, las imágenes de cadáveres o de asesinatos no me quitan el hambre, a mí el hambre me la quitan esta clase de personajes. Este señor es un ignorante que no tiene ni idea. O sí que la tiene, que es peor, y lanza un meme irresponsable que seguro que tiene su audiencia.
¿Qué contrato, ni qué leches? ¿Un contrato de nuestros valores, del conocimiento de nuestra cultura? ¿De los valores de quién? ¿De las costumbres de quién? ¿De este gran cerebro del PP? (lo de gran cerebro lo digo por la foto, está claro que este tío tiene una gran "capacidad" intelectual) .
Esto de la integración me pone negro. La única "integración" exigible es la integración que vale para todo el mundo: osea, que los derechos sean iguales para todos y las obligaciones, entre ellas cumplir la ley, también lo sean. Y punto.

Pues eso.
Otra cosa. Me quiero sumar a la denuncia de los educadores de Bizkaia, sobre el hacinamiento en algunos centros de acogida de menores, y la privatización de esos centros, que ha comportado un empeoramiento de la situación laboral de los educadores.

Las condiciones laborales de muchos educadores sociales comienza a ser intolerable: sueldos mileuristas, horarios imposibles, espacios de trabajo precarios, etc. Habrá que ir valorando que responsabilidad tenemos nosotros en todo eso. Quiero decir que esta profesión nuestra que, nos guste o no, ha tenido y tiene un poso religioso o que, en algún momento, ha confundido lo profesional con el voluntariado, está demasiado acostumbrada a poner la otra mejilla.

Y digo yo que algún día habrá que decir BASTA.

8 comentarios:

Aisinyemaya dijo...

Hola! Totalmente de acuerdo contigo!

aaaa dijo...

Gente como Cañete son los que fomentan el odio. Y el PP ya ha tomado el camino de la demagogia barata que va directo a las elecciones. Como el tema de la familia y el terrorismo están ya muy manidos ahora le toca que sean los inmigrantes los que rompen españa... Y a ver que es lo próximo que hasta marzo aún quedan episodios.
Totalmente de aucerdo con lo que dices de los educadores y las condiciones.

Jueves dijo...

Estoy al borde del desmayo... Pero ¿cuántos patios de colegios o de institutos frecuentará este señor?
De todas formas, lo mismo todos estos otros señores tienen razón: si que es la hostelería ha perdido mucho, si es que el chiquillo marroquí o ecuatoriano no distingue unos boquerones de una ensaladilla rusa y encima no te cuenta un chiste con acento gaditano cuando te planta la tapita en la barra... Estamos perdiendo mucho y no nos damos cuenta...
En fin, que se revuelven mis instintos por dentro y me dan ganas de hacer campaña por el "pucherazo"... Tengo miedo de las próximas elecciones, tengo miedo del esfuerzopersonal-méritopersonal-trabajopersonal-más esfuerzopersonal que tiene Rajoy pensadito para los escolares...
Bueno, si todo es por mejorar la hostelería... ;D
Felicidades por tu blog, Quique. Me gusta saber de las andanzas de los educadores... Casi no sé nada, así es que voy a frecuentar este sitio para ir aprendiendo algo... ¡Gracias!

Quique dijo...

Bos días, aaaa, aisenyemaya y jueves. Así está el patio.

lucce dijo...

Lo 1º de todo, Quique, agradecerte la difusión acerca de los problemas de los Educadores Sociales de los centros de acogida de Bizkaia. Ciertamente, este colectivo ha de empezar a hartarse y empezar a denunciar y a gritar!!!

Respecto a lo del señor Arias-Cañete... Pues fíjense, que, por un lado, casi que me alegro; con sus declaraciones ha venido a poner de manifiesto la verdadera cara de una parte muy importante del PP respecto a la inmigración, sin eufemismos que hablan de Contratos de Costumbres (por cierto, ¿cuáles son las costumbres que tienen que firmar los inmigrantes?, ¿la siesta?, ¿los toros?) Pero, al mismo tiempo, me da un poco de miedo que declaraciones como las de este señor alienten a borregos descerebrados a decir sandeces, estupideces y a fomentar un discurso xenófobo ya bastante asentado en la calle aunque no lo parezca. Racismo de baja intensidad lo llaman.

Un saludo y gracias otra vez!!

Isaac dijo...

Gracias Quique, yo te leo todos los días, sigue así. Yo en realidad no soy todavía educador social, pero estoy terminando la carrera.


Animo!

Nome Digas dijo...

Este señor piensa como aquel carpintero que entendía que el problema siempre estaba en el clavo. Este señor piensa como aquel que sólo es capaz de ver el mundo desde su mundo: del chiringuito, los restaurantes, las copas, el servicio. Este señor piensa en la hostelería y es incapaz de hacerlo desde el que está detras de la barra, desde el que pone la mesa... Por qué será que estos siempre son los que están en lado bueno, los que comen, los que están de copas, los que salen de fiesta... Cómo me cabrean estos tíos.

Es un placer encontrar blogs como éste

Ignacio dijo...

Quique: Quén eres y dónde te mueves. Qué te mueve y con quien vas.

Es por lo de juntarnos y decir Basta.