miércoles, 10 de febrero de 2010

APUNTES AL NATURAL


Alaska, 10 de febrero de 2009,

1. Nunca como antes la noticia que ocupa todas las portadas de los periódicos estuvo tan relacionada con un día en mi despacho. Hace dos años, en este mismo blog, ya hablé de la crisis económica. Dos años. Mucho tiempo. Las familias siguen aporreando las puertas exiguas de servicios sociales sin un trabajo que llevarse a la boca, aprendiendo a sobrevivir.

2. El lunes, en una reunión con la escuela, una profesora decía que Pedro la abrazaba mucho, a ella y a su tutor, al que se agarra como una garrapata. Eso, decía, evidenciaba que se trata de un niño carenciado, falto de cariño.
¡Ay, con el cariño!, que cosa más difícil de evaluar. Cuando abrazar mucho se convierte en un indicador de riesgo.

3. Dejar que las familias hablen y decidan antes de escribir objetivos y acciones sobre ellas, por mucho que creamos saber lo que les conviene. Y no tener prejuicios. Dos antídotos contra nuestra inclinación de pitonisos.

4. El río Urubamba, destrozando todo a su paso por Aguas Calientes, a los pies del Machu Pichu y El Camino de Santiago, repetido hasta la saciedad en año jacobeo. Dos lugares a los que hice un peregrinaje laico hace mucho tiempo. Dos viajes emocionantes.
Recuerdo una cita, en forma de leyenda, que se repite en las guías de viajes de Lonely Planet. Invita a los viajeros a que les envíen información actualizada porque, con el tiempo, los lugares, los restaurantes, los hoteles o los paisajes suelen estropearse.
Yo creo que los lugares no siempre cambian a peor. Seguramente es todo lo contrario. Pero la Lonely, la mejor guía del mundo, no se equivoca. Sabe que la primera mirada del viajero sobre un país será para siempre idílica e irrepetible. Y le avisa.

8 comentarios:

violeta dijo...

Intento siempre que puedo marcar los objetivos de trabajo con las familias, incluidos los niños.
El otro día pacté un plan educativo que consistía en dibujar entre todos los límites entre los subsistemas. ¿Quieres creer que los primeros que lo pillaron fueron los niños?ellos fueron quienes contagiaron con su entusiasmo a los adultos.

Un saludo
Violeta

Manuela dijo...

decidme, es una pregunta tonta para vosotros pero soy una ignorante, un educador social es por definición un psicólogo o estoy diciendo una tontería? ay Machu Pichu, si hace mucho que no has ido por lo visto no lo reconocerías, Aguas Calientes es un paraíso ahora de turistas y tienditas y cafés fashion, no digamos Cusco, tiene más restaurantes fashion que Ibiza, en fin todo cambia algunos creerán que a mejor y otros que a peor... yo recomiendo en Cusco comer o cenar en el Cicciolina, es casi casi precio de Barcelona pero a mí me valió la pena después de un largo día a caballo, subiendo montes y escuchando historias de guías que ponían verdes a 'los peninsulares' (descubrimos que no decían 'españoles' para no ofenderme)...

Quique dijo...

No Manuela, un educador no es un psicólogo. Nuestra base es la pedagogía (social).
Ay, Machu Pichu. Tuvimos la ocurrencia de hacer el camino Inca sin porteadores y todavía me duele la espalda (algún día lo contaré). Espectacular.

Quique dijo...

Saludos Violeta.

nacho buendia dijo...

Desde el campo de la rehabilitación psicosocial , con personas en situación de exclusión social nos ha surgido la duda de que quizá muchas de las intervenciones que hacemos no sean las que el usuario necesita, sino mas bien lo que nosotros necesitamos como "profesionales", a lo mejor un día de estos descubrimos donde el equilibrio necesario para una intervención rehabilitadora mas correcta.

Asier dijo...

Por lo visto, los aguaceros torrenciales de los ultimos tiempos azotan sin remedio lugares privilegiados: ¿Tambien avisaría la Lonely en su dia, de que en España había una economía razonablemente sostenible y productiva ?

Indicador de riesgo, o no; el propio gobierno zapatero se aferra estos dias a abrazare a quien se deje (Financial Times, UE....).

Saludos Quique

Manuela dijo...

cuenta tu viaje sin porteadores! si ya te admiraba ahora subo la apuesta, yo lo hice en tren mis años de viaje con mochila me temo que pasaron a la historia, bueno nunca fui una gran mochilera tampoco, a quién voy a engañar!

por cierto alguien conoce un buen psicólogo-psicoanalista en Valencia ciudad? lo quiero para una amiga mía pero quiero recomendarle alguien con cara y ojos, de confianza...

CASIOPEA dijo...

tanto de los lugares como de las personas "no hay una segunda oportunidad para dar una primera impresion".
Hay lugares que hay que verlos una segunda vez para apreciarlos como verdaderamente son